viernes, 20 de diciembre de 2013

Revuelta en el frenopático (quedamos en la barricada a las tres) de rabiosa actualidad


La esquizofrenia es un trastorno caracterizado por un desorden en el procesamiento del contenido y contexto social en el que interactúa la persona (Penn, Corrigan, Bentall, Racenstein y Newman, 1997), dificultando que use adecuadamente la retroalimentación que proporcionan estos estímulos sociales relevantes para guiar el comportamiento (Bigelow et al., 2006). Este tipo de dificultad se evidencia en aspectos del trastorno, como la desestimación del contexto social cuando se procesan los estímulos sociales (Penn, Ritchie, Francis, Combs y Martin, 2002), la distorsión selectiva sobre los aspectos hostiles de los demás (Fenigstein, 1997), el procesamiento inadecuado de emociones (Leonhard y Corrigan, 2001), la alteración de reglas pragmáticas del lenguaje (Corcoran y Frith, 1996), la dificultad para inferir las intenciones de los demás (Frith, 1992), entre otros. 

Conclusión; el déficit en cognición social se encuentra bastante extendido por lo que puedo observar. (Algo habrá que hacer...)